06 julio 2009

Campeon!




Fue una película al mejor estilo Hollywood, de esas que piden ser acompañadas con pororó, donde hubo de todo. Y cuando digo de todo, digo suspenso, acción, violencia, terror, gripe A….

Llegué al estadio 1 hora y media antes del comienzo y ya se respiraba ese clima de final de campeonato por las calles de Villa Luro, a diez cuadras de distancia con el estadio, donde pude dejar el auto.


Me encuentro con mi amigo Peluso (gran valor) y a partir de ahí todo fue una película de ciencia ficción. Fuegos artificiales, humo, cintas, gente apiñada, duelo de hinchadas con una tensión que helaba la sangre comenzó la final.


Pelotas en los palos, un par de goles no cobrados, avalanchas en la tribuna, trompadas, guapeadas, protestas, lluvia, granizo, . El auto! pensaba… vendedores que habían hablado con Bianchi (que tiene el celular de Dios y sabían que iba a llover) vendiendo pilotos.


Hasta Maradona recibía los cascotazos en la platea. Suspenso…Un tipo que se cae a la fosa, los bomberos logran sacarlo, él, heroicamente, cual bañista rescatado en el mar, recorre la cancha con ovación local y un “que boludo… que boluoodo” que bajaba de la tribuna visitante, él se tomaba los testículos.


Sorpresa, sale el sol, pero dos impresionantes truenos estremecen el estadio y exaltó a la gente, fue como un grito divino que decía “vamos salten, griten que arranca de nuevo”. Y arrancó, y hubo un penal y el 80% del estadio casi se vino abajo el otro 20% enmudecía. El arquero adelantado logra atrapar la pelota, el 20% enloquecía de alegría pero el 80% no enmudeció porque vino un corner y la sacan de la línea. Tremendo.


Entretiempo de 25 minutos, Un segundo tiempo indescifrable iba a comenzar, los de blanco haciendo correr el tiempo y los de azul corriendo al tiempo, ya no importaba la gripe, el granizo, el auto, nada, una tenía que entrar, solo una.


Dos viejos vitalicios del fortín se tomaban a trompadas como dos niños en la platea y mientras se daban...el gol llegó, confusión, lo cobró?, nos anuló otro gol? Sí sí gol!! GOOOOOL!!! Llanto de todo el estadio, de tristeza y de alegría, de desahogo, después un expulsado.


Los viejos vitalicios que se abrazan.


Pelotas que desaparecen, trompadas con el delantero fortinero ex Huracán que la tenía que tirar afuera como agradecimiento, un penal que no le cobran a Vélez y un técnico que insulta casi llorando.


Pitazo final, 18:15 hs, una película de 4 interminables horas…


Festejo, fuegos artificiales, aplauso cerrado para Huracán que se ganó que todo el país neutral haga fuerza por ellos...pero bueno campeón hay uno solo...


Sexto grande? te queda chico Velez...






Foto que pude sacar con mi celular...recibimiento impresionante (click para ampliar)

4 comentarios:

Sebastián A. Romero dijo...

Este post no tuvo nada que ver con Paraná, salvo que en el entretiempo la voz del estadio hizo una propaganda de un reconocido hotel de Paraná Entre Río, y también quiero destacar que sé, que varios velezanos fueron a festejar con San Pedro a la Catedral de Paraná. Felicitaciones a ellos también!!!!

PELU dijo...

Felicitaciones Campeón

Anónimo dijo...

pocos comentarios... tamos todos parados...
Muy similar a los negocios en paraná--
todos miran y nadie entra..

gale!

Anónimo dijo...

Les respondo a comentarios publicados de anonimos en "los mejores comentarios". Son del verano...pero coincido, no hay como el D.Leche de DACOL!!!jaja, colgado yo no? pero encontrè el link por buscar el tel en la web...
Igual, a todos aquellos que estàn en el exterior...estan atrasadossss
Hay nuevas heladerìas en Parana! Esta modernizandose Paranapolis!
Hay una que se llama Priello...y el D.Leche esta buenisimo!Quizas tanto como Dacol.
Làstima...que no llega al exterior tampoco ja!
Pero si vuelven, prueben, se los recomiendo

Derechos de autor

Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de Sebastián Alejandro Romero.Al ingresar a la página usted acuerda que sólo puede bajar contenido para su uso personal, no comercial.Se prohíbe la copia, radiodifusión, descarga, almacenamiento (en cualquier soporte), transmisión, exhibición o reproducción en público, así como la adaptación o alteración del contenido de este sitio bajo ningún concepto, sin la correspondiente autorización previa y por dicho autor.