08 mayo 2009

La siesta





La Siesta es una costumbre consistente en descansar algunos minutos (entre veinte y treinta, por lo general, aunque puede durar un par de horas) después de haber tomado el almuerzo.
Está presente en algunas partes de España y Latinoamérica, pero también en China, Taiwán, Filipinas, India, Grecia, Oriente Medio y África del Norte.

En Argentina, La provincia símbolo de La Siesta es Santiago del Estero, mucha gente santiagueña la considera hasta “sagrada”. Formosa y Entre Ríos son dos provincias donde dormir la siesta forma parte de los valores más profundos de la sociedad.


Nuestros padres y abuelos nos obligaban, invocando a personajes siniestros como la Solapa o el Hombre de la Bolsa para manipularnos psicológicamente, en realidad, ellos eran los que querían dormirla y nosotros éramos los que no los dejábamos haciendo “buya”.


Esta palabra viene de la expresión latina hora sexta, que designa al lapso del día comprendido entre las 12:00 y las 15:00 horas, momento en el cual se hacía una pausa de las labores cotidianas para descansar y reponer fuerzas.

No se trata solamente de una costumbre española, sino que también tiene una explicación biológica.

Es una consecuencia natural del descenso de la sangre después de la comida desde el sistema nervioso al sistema digestivo, lo que provocaba una consiguiente somnolencia.
Está demostrado científicamente que una siesta de no más de 30 minutos mejora la salud en general y la circulación sanguínea y previene el agobio, la presión o el estrés. Además, favorece la memoria y los mecanismos de aprendizaje y proporciona la facultad de prolongar la jornada de trabajo al poderse resistir sin sueño hasta altas horas de la noche con poca fatiga acumulada.

Es un regalo que nos damos por habernos levantado temprano, también es el plus reparador que corrige el no descanso de la noche anterior o una resaca de vino barato.







Perón decía “Dormir la siesta es nacer de nuevo”.ó “Dormir la siesta es vivir el día dos veces”.
Claramente se transformó en una política de estado, era fomentado y promovido por gobierno dormir La Siesta no era poca cosa.



Hay variantes idiomáticas como:

Siestita: Siesta de menos de dos horas.
Siestón: Dormir la siesta por más de dos horas o sin programar el despertador (dormir lo que el cuerpo pida, con fecha/hora de finalización indeterminada).
Siestero: acto sexual que se da entre las 14:00 y 16:30 hs. Equivalente al mañanero.






La veneramos, la añoramos, la extrañamos y por eso le rendimos homenaje. La siesta se transforma a veces en ese “claroscuro objeto de deseo”.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

que lindoe s poder dormir la siesta!!!!

majo dijo...

apoyo este post....que lindo es dormir la siesta y si es con compania mejor y si hay siestero mucho mejor....te levantas como nueva para seguir el resto del dia...con una sonrisa...besos

PELU dijo...

El siestero es fundamental para la salud.

El Capo dijo...

Yo conozco varios que mientras trabajan, sus mujeres gozan de buena salud

PELU dijo...

Con razón mi mujer no se enferma nunca!!!!

Mariela Torres dijo...

¿Ya no podés dormir la siesta? Yo habré dormido dos veces en mi infancia y cuatro o cinco en mi vida en mi vida adulta. No tengo sueño a la siesta.

laNati dijo...

aunque estoy en bs as hace 7 años sigo durmiendo la siesta!!! y ademas me quedo el tipico: "¿nos juntamos a la siesta?", frente a lo cual el capitalino responde confundido: ¿a Que Hora decis? jajaja
sabian que hay paises donde tienen negocios con sillones para dormir siesta y uno paga por tiempo tipo estacionamiento de autos!?!! Es cierto eh?!!! lei una nota. Ahora se llama "cultura slow"

Savane dijo...

Cuando no duermo siesta me pongo bastante chinchuda, y eso me llevo a la conclusion de que el malhumor porteño se debe a que no duermen siesta. A las 5 de la tarde te quieren comer el higado si les pedis permiso para bajar en el subte.

Gera dijo...

Yo duermo la siesta a las 17.30.
Hasta las 18. Salgo a pista como nuevo. Apoyo el comentario de Pelu.

Eleanor Rigby dijo...

Recuerdo que de chica odiaba profundamente que me acostaran para que duerma siesta, aun así recuerdo las siestas con mis primos, cómo planeábamos la escapada sin que los tíos o padres escuchen, lo que requería asegurarnos de que estén bien dormidos, para eso no habia q hacer buya. Una vez fuera a comer frutas calientes y a pescar en el arroyo! A nuestro regreso las más de las veces chancleteada,..pero valía la pena.

Hoy para mi la siesta es fundamental, aun más si estoy acompañada de mi amor,...uno crece, algunos conceptos cambian.

Sebastián A. Romero dijo...

Yo en la secundaria dormia la siesta de 14:00 a 19:00, en eserio, me levantaba, un te con leche y... "a praticar" a Don Bosco jajaja

Anónimo dijo...

Creo que ademas de los claros beneficios de relajacion del cuerpo lo mas importante es el siestero. No admito discusion!

Derechos de autor

Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de Sebastián Alejandro Romero.Al ingresar a la página usted acuerda que sólo puede bajar contenido para su uso personal, no comercial.Se prohíbe la copia, radiodifusión, descarga, almacenamiento (en cualquier soporte), transmisión, exhibición o reproducción en público, así como la adaptación o alteración del contenido de este sitio bajo ningún concepto, sin la correspondiente autorización previa y por dicho autor.